“El significado de la vida es únicamente estar vivo …es tan simple, tan obvio y tan sencillo; sin embargo, todos viven apresurados y en gran pánico, como si fuera necesario lograr algo más allá de sí mismos”.

 

Alan Watts

 

 

 

 

 

Nuestra atención mental está constantemente hacía afuera, saltando de un estímulo a otro dispersa en una diversidad brillante y superficial, enroscádose en sus propios delirios obsesivos, ahogándonos en un enmarañado conjunto de impresiones sensoriales estresantes. En medio a tanto “ruído”, vivimos de espaldas a nosotros mismos.

 

 

Meditar es empezar a tomar consciencia de ese movimiento y poco a poco poder relentizarlo… calmarlo…silenciarlo…

 

 

Al iniciar las prácticas meditativas, empezamos a mirarnos íntimamente y de frente, observando con atención y profundidad nuestro panorama caótico interior pero sin perdernos en él, desarrollando progresivamente el estado de presencia consciente y silenciosa que nos lleva a la conscentración e integración interior (diferente del estado represor de control mental)

 

 

 

 

 

 

 

Meditar es un proceso, una actitud, que no cesa jamás.

Solo el tiempo, sedimenta las partículas en suspensión hasta que el agua se vuelve clara.

 

Con el hábito de meditar, contemplar, tomar cosnciencia,  sin expectativas y sin prisas, vamos despertando el pensamiento crítico, el discernimiento el autoconocimiento y reconocemos nuestra esencia.

 

Identificando lo vital, lo superfluo, lo mecánico encadenante, lo transitorio y lo permanente, aprendemos cuando actuar y cuando permanecer pasivos, gastamos menos energía, experimentamos un comportamiento más libre, nos hacemos más consecuentes y responsables por nuestra verdad, en beneficio del bien individual y el bien común.

 

Las meditaciones pueden ser activas integradas a movimientos expansivos y a las actividades diarias, o ser pasivas, introspectivas y silenciosas, practicadas en momentos específicos de contemplación.

 

Conocerlas, experimentarlas, os permite sentir y escoger la técnica más adecuada a nuestra forma de ser y estar,  adaptando la practica a nuestro momento y necesidades.

 

Con la práctica uno va desarrolando un estado perene de atención meditativa, que transforma definitivamente y en profundidad su forma de ver, sentir la vida y su espiritualidad.

 

 

Recuerda:

 Vivir la vida como un “proyecto” a desarrollar o, como una “empresa”, convierte la existencia en una competencia frenética en la cual somos al mismo tiempo “esclavo” y “amo”.

 

 

 

Talleres

 

 

Moving ChaKras

 

Caminando

Powered by themekiller.com anime4online.com animextoon.com apk4phone.com